Todos podemos tener, en nuestro entorno familiar un padre, un abuelo, un tío, un suegro que, por su edad o por su condición personal necesite de nuestra ayuda o nuestros cuidados. Podemos tener varias opciones a la hora de hacernos cargo de ellos (Centros de día, Residencias..).  La mayoría opta por que sigan estando en casa y cuidar de ellos. Esta última puede ser una gran opción, sobre todo porque conseguimos que nuestros seres queridos tengan la atención que se merecen y reciban el cariño y los cuidados adecuados. Esta tarea puede ser gratificante para las personas que están a su alrededor (hijos, nietos, sobrinos, etc.), pero también puede resultar una tarea agotadora y de desgaste para todos los miembros de la unidad familiar que está a su cargo. Es posible que, dado a cómo esta conceptuada nuestra sociedad, sean las mujeres (hijas, nueras, sobrinas…) las que se encarguen de estas tareas, pero siempre es conveniente que todos los miembros de la casa se hagan cargo también de las tareas de cuidado de ese familiar. Muchas veces resulta un alivio buscar ayuda externa encargando parte de esta tarea durante unas horas a profesionales de la ayuda a domicilio que trabajan en empresas como AUXIFAM, que pueden aportar, por su experiencia y profesionalidad, una gran ayuda para descargar parte de las responsabilidades que conlleva el cuidado de personas que no tienen la capacidad para movilizarse por sus propios medios o padece una enfermedad neurodegenerativa. Es por eso que la ayuda a domicilio en Cantabria prestada por empresas como AUXIFAM, puede liberarnos de tareas arduas durante unas horas y desviar las cargas familiares a otras tareas o incluso al merecido descanso.




Publicado: 7 de Marzo de 2017